domingo, 15 de diciembre de 2013


Someday you forget me…..my name  my voice  and who I am to you but ever if you forget me… I just want you to know that I never an ever forget how much you mean to me!!
 
I do not know you, and I may forget you, but only in this life.I know you else where and that I will never forget and in that place when I hear your voice, I will know you again.
United Nations ,UN & UN WOMEN;”Change The World Programme”...IT IS THE WOMAN...¡¡...S.T.U.P.Y.D.S...!!!Where are your courage? Be brave and do something...NOT it is economy, policy, democracy, religions or culture...fight with an smile and UP YOUR VOICE..NOW...!!!Millions women, men and childs are waiting for your old bravery...COME ON!!
Where is your passion?bravure?Where is your emotion?where is courage?where is your rapture?revwhere is your enthusiasm?where is your impossible?where is you ilusion?do you know Joe Black?do you know The Lost Book?do you know Apocalipsis(to stay awake);do you know Higgs Bosson?do you know HAY Brasil?do you know HAR 1?do you know Amelie?do you know Brave?do you know Momo?do you know Noa?
I COULD FALL IN LOVE WITH YOU IF YOU SMILE ME AND THEN KISS ME
DEJAD DE MATAR MUJERES SI NO ES AHORA CUANDO !!CUANDO?? SON LAS MUJERES ESTÚPIDOS CHANGE THE WORLD NOW STOP KILL WOMEN,GIRLS AND CHILD, IF IT IS NOW....WHEN!!!??IT IS THE WOMEN S.T.U.P.Y.D!

DEAR MIMMY,
¡ESTOY HARTA DE LOS CAÑONES!Y DE LOS OBUSES QUE CAEN!Y DE LOS MUERTOS Y DE LA DESESPERACION Y DEL HAMBRE Y DE LA DESGRACIA Y DEL MIEDO!
Mi vida es eso!
¡No se puede reprochar a una colegiala de 11 años que quiera vivir.Una colegiala que ya no tiene colegio, que ya no tiene alegrías, que ya no tiene ninguna emoción de colegiala.Una niña que no juega, que se ha quedado sin amigas,sin sol, sin pájaros, sin naturaleza, sin fruta, sin chocolate, sin caramelos, sólo con un poco de leche en polvo.En una palabra, una niña que ya no tiene infancia.Una niña de la guerra.Ahora me doy cuenta de verdad de que estoy en la guerra,de que soy testigo de una guerra sucia y repugnante.Yo,y también muchos niños de todo el mundo que se va destruyendo, que llora, que se lamenta y que espera un auxilio que no llegará.Dios mío, ¿se detendrá esto algún día, podré volver a ser una colegiala, una niña feliz de ser una niña?.He oído decir que la infancia es el más hermoso periodo de la vida.Estaba contenta viviendo mi infancia pero esta sucia guerra me ha arrebatado todo, pero ¿por qué?.Estoy triste.Tengo ganas de llorar.Lloro.
Tú Zlata
En política, nada nuevo.Se votan resoluciones, esos queridos bambinos discuten, y durante ese tiempo, nosotros nos morimos, nos helamos, fallecemos de hambre, decimos adios a nuestros amigos, dejamos a quienes nos son mas queridos.
Intento comprender todo el tiempo esta estupidez de la politicia, porque tengo la impresion, de verdad, de que ella es la que ha provocado la guerra, y que es por su culpa por lo que la guerra está insertada en nuestra vida cotidian.La guerra ha suprimido el tiempo, lo ha sustituido por el horror, y hoy ya no vemos pasar el timepo, si no el horror.Tengo la impresion de que politica quiere decir serbios, croatas,musulmanes Hombres.Que todos son iguales.Que todos se parecen . Que no tienen diferencia.
Entre nuestros compaleros, entre nuestros amigos, en nuestra familia hay serbios, croatas y musulmanes.Forman un grupo de gente muy mezclada y yo nunca supe quien era serbio, quien era croata o quien era musulman.Hoy la politica ha metido la nariz ahi dentro.Ha escrito una S sobre los serbios, una M sobre los musulmanes una C sobre los crotatas. Y quiere separarlos, Y para escribir esas letras ha cogido el más negro, el peor lápiz , el de la guerra, q unicamente sabe escribir desgracia  y muerte.¿porqué la politica nos hace desgraciados, porque quiere separarlos , cuando en realidad nosotros solos sabemos lo que es bueno y lo que no lo es?Frecuentamos a los buenos, y a los malos no.entre los buenos se encuentran serbios, croatas y musulmanes.Y, entre los malos, los primeros son tan numerosos como los segundos y los terceros.De acuerdo, no entendo nada, es verdad que soy pequeña y que la poloitica es un asunto de mayores, pero tengo la impresion de que los pequeños harian mejor la politica.Seguramente nosotros no habriamos escogido la guerra.Los queridos poderosos se divierten y por su culpa nosotros, los niños, no nos podemos divertir, por su culpa se muere de hambre, se padece, no se puede disfrutar,del sol, de las flores...Por su culpa no se puede disfrutar de la infancia.POR SU CULPA LLORAMOS
Es horrible. Nunca entiendo nada.en realidad no entiendo nada de esta humanidad, todo lo que se es que es estupida.Todo viene de ahí.En cualquier caso, no traerá la felicidad a  nadie.La situaci´n politica es estupida.Una enooormeee estúpides, de verdad.No sé lo que debo hacer:seguir viviendo y sufriendo, continuar esperando o encontrar una viga y una cuerda y ...De verdad parecen chiquillos

Hola amor
Acabo de llegar luego hablamos..todo ha ido bien.mucho mejor de lo que creia...la ONU...la OTAN...la LIGA ARABE...la UNION AFRICANA...la OEA..los chinos...la INDIA...los cristianos...los musulmanes..los budistas...los hindis..los hebreos..han dado el OK a CHANGE THE WORLD
El POST, el NEW YORK TIMES, LE MONDE, THE GUARDIAN, EL TIMES...lo darán a 5 columnas en el invierno...gracias y todo es por ti, tú me has enseñado que un beso es el resumen de la vida..cuando se te para el mundo y entonces sientes el todo al final tu “son las mujeres estúpido” se está convirtiendo en n himno
lots of love...
MAGDA


No sé por dónde empezar…

El ser humano puede llegar a alcanzar cotas de necedad abismales y mi actitud es el vivo ejemplo de tal aseveración. 
Como decía Pascal: “La naturaleza del hombre no consiste en avanzar siempre: tiene sus idas y retrocesos.”
Imagino que esta es la historia de un retroceso.

Quiero pedirte disculpas por haber procedido de forma tan torpe, siendo mi intención marcadamente opuesta. 
La excusa del libro es del todo inverosímil y fue fruto de una decisión en absoluto meditada. 
Tampoco deseo que te sientas invadido ni presionado en ningún sentido por la libertad que me tomo al escribir estas líneas. 
Si no la deseas, obviamente cesará la comunicación por mi parte.
Utilizo este correo como vía de expresión para entender mis motivos y para atenuar la posible y razonable desconfianza que puedas haber experimentado en mi leve a la par que frustrado intento de contacto. 
Existen razones que pueden arrojar luz sobre mi concatenación de equivocaciones para contigo y deseo exponerlas convenientemente. 
Créeme. Si pudiera dar marcha atrás y corregir mi modo de actuar, no vacilaría en hacerlo. Pero cometí un error y ahora sólo puedo extraer una lección de lo acaecido y proseguir mi camino con la máxima sensatez posible. 

La cultura oriental considera las crisis como oportunidades y celebra vivamente el hecho de errar. Los occidentales todavía distamos mucho de esa perspectiva benevolente de los tropiezos y la moral cristiana que glorifica la culpa y el castigo tampoco ayuda mucho a levantarse y sentirse más digno o bendecido por haber fallado. 
Pero la queja tampoco sirvió nunca de nada y en la acción que ahora llevo a cabo espero poder reconciliarme contigo, amable desconocido, y hacerme más dueña de mí misma en cada párrafo. 
La decisión última de qué hacer o no hacer con el perdón que te pido recae en tus manos y no quiero ni debo influir en ella.

Empezaré por el principio y trataré de ser muy honesta conmigo misma y contigo.
Me llamo Carmen, en Septiembre cumpliré veintinueve años y vivo en Lugo. 

Tú y yo no nos conocemos, pero sí hemos compartido el mismo espacio físico en bastantes ocasiones. 
Concretamente, te vi por primera vez en la ya clausurada República 49 de la Avenida de Magoi. 
Recientemente había acudido a un taller en Sevilla impartido por el hijo de Alejandro Jodorowsky y eso podría justificar que me encontrase especialmente receptiva a percibir pequeños milagros en casi todo lo cotidiano. 
Transitaba una etapa muy espiritual, nada pródiga en bagatelas ni frivolidades. 
Digamos que era altamente sugestionable y me sentía propensa a una visión sensible de las cosas en aquellos días.

Tu aspecto físico era llamativo. Al menos para mí.
Podría asegurar que no existe una melena igual en toda la ciudad y seguramente no me equivocaría.
Tu pelo me hizo establecer internamente un paralelismo inmediato con el líder de los Guns N’ Roses. A tenor de tu apariencia, rápidamente imaginé qué tipo de música podría gustarte y en ningún momento pensé que tuvieses más de treinta y cinco años.

Pero tuvo más que ver el aire bohemio que destilabas, esa actitud segura e independiente, una estela de discreta rebeldía que delataba tu singularidad. 
Simplemente despertaste una enorme curiosidad en mí. 
Eras diferente y, bajo mi punto de vista, un hombre muy seductor. 

La mayoría de la gente se mueve en función a los demás. Tú parecías guiarte sólo por ti mismo. 

El hecho de que frecuentases mi cafetería favorita y que tuvieses un aspecto físico y una actitud tan próximas a lo que siempre me atrajo no hizo sino sublimar esa positiva primera impresión acerca de ti.

¿Alguna vez has visto a otra persona y has sentido la profunda intuición de que tendría algo bello que aportarte o compartir contigo, de que el hecho de encontrarla no constituye en ningún caso un suceso fortuito o arbitrario?

A mí me sucedió eso contigo.

Creo que fue en el año 2011. 
Tengo un recuerdo bastante nítido de esa noche. 
No sucedió nada extraordinario. Fue una noche más. Ni siquiera nos presentaron ni conversé contigo. Nadie tocó el piano. No hubo concierto. Sólo era un sábado más.
El local estaba bastante lleno y la gente charlaba animadamente, como suele suceder en ese tipo de cafés al filo de la medianoche.

Saliste a fumar. 
Yo estaba sentada justo al lado de la vidriera que separaba la calle de las mesas. Es decir, que sólo nos separaba un cristal.
Tú te giraste hacia mí y te dedicaste a observarme intensamente mientras yo conversaba con un amigo. 
Soy consciente de ello porque me giré varias veces al notar tu mirada. La mayoría de personas disimulan cuando las sorprenden con la vista fija en los demás, pero tú la mantuviste con extraña firmeza. 
Supongo que esto fue lo más extraordinario de la noche para mí, puesto que yo también soy muy reflexiva y observadora y me vi reflejada en tu comportamiento. 

Sentí como si me hubiese topado con alguien de mi especie, como si momentáneamente no existiese en mí la sensación de separatidad a la que aludía Erich Fromm en sus escritos.

Me sorprendió una actitud tan decidida. Tal vez ni lo recuerdes y estés acostumbrado a proceder de ese modo, pero tuve el convencimiento de que algo te llamó la atención en mí hasta el punto de rozar un descaro muy bienvenido.

Recuerdo incluso la ropa que llevaba puesta. 
Jersey color burdeos, vaqueros y, como único detalle sobresaliente, los labios pintados de un rojo muy vivo. 
Estaba especialmente risueña y habladora esa noche. 
Tal vez eso fue lo que atrapó tu atención. Que viste a una chica joven contenta y expresiva.
Ahora, gracias a tu blog, sé que eres antropólogo y que tal vez no existiese atracción alguna por tu parte. Tal vez simplemente estuvieses analizando la interacción social que se producía en mi mesa,  quizás por la eventualidad de ser la más próxima.
En aquel momento creí que la conexión era mutua y recuerdo sentir miedo por si pensabas que el chico que me acompañaba era mi pareja, ya que eso constituía un escollo para que te aproximases a mí en caso de desear hacerlo. 
Todos tenemos nuestra pequeña parcela destinada a la neurosis.
Ya era una clienta habitual de República desde hacía muchos años, pero tras verte comencé a ir con mayor asiduidad. 
Siempre estabas allí. Sentado en la misma mesa. Al lado de la escalera y visible desde la calle. 
Y siempre parecías muy concentrado en un trabajo, salvo cuando te concedías unos minutos para salir a fumar o charlar con la camarera.
Un día fui sola, me senté en la mesa del fondo y me puse a trabajar con mi portátil.
Tú proseguías con tu rutina. 

Recuerdo que sentía un enorme impulso de acercarme a ti y presentarme, pero me asaltaban muchas dudas y siempre me echaba para atrás. 
Sencillamente no me parecía conveniente. 
Tenía el vago presentimiento de que podías resultar inaccesible, pero te envolvía un halo de misterio que se me antojaba ciertamente tentador.

A priori no perseguía una finalidad romántica, sino la mera circunstancia de saber quién eras, cuáles eran tus ideas y por qué demonios ejercías un efecto tan hipnótico sobre mí. 
Digamos que para una mente curiosa e inquieta como la mía constituías un enigma que me hubiese fascinado descubrir.

Recuerdo pasar una temporada en Londres, ciudad donde residía mi hermano por aquel entonces, y comentarle de forma sucinta que había un chico misterioso que me daba muy buenas vibraciones. 
El consejo de mi hermano, filósofo de profesión y vocación, fue que me sentase delante de ti y te dijese eso mismo. Sin ambages ni medias tintas. Que me dabas muy buenas vibraciones, que eras diferente y que creía que podría aportarme algo positivo compartir unos minutos contigo. Con naturalidad.

Pero, por aplastantemente simple y espontáneo que resultara el argumento de mi hermano, me sentí incapaz de llevarlo a la práctica. 
Me quedaba clavada en la silla como una estatua de sal cada vez que aparecías y no era capaz de actuar con la soltura acostumbrada. 
Tu presencia me imponía sobremanera, tal vez porque, sin pretenderlo, había comenzado a idealizarte.

Un día estabas hablando con la camarera, a continuación te levantase y le hiciste una leve caricia en la mejilla. 
Al menos eso me pareció. 
Esto me condujo a pensar que ella perfectamente podía ser tu pareja y desperté bruscamente de una especie de ensoñación.
De pronto todo cuadraba: ibas a trabajar allí casi siempre, parecías tener una mesa reservada y saltaba a la vista que existía afinidad entre ambos. 

Me sentí como una tonta, fuera de lugar y súbitamente avergonzada por la posibilidad de interferir en un asunto que no me concernía. 

A partir de ese suceso, decidí dedicar mi tiempo y energías a otros quehaceres y dejé de frecuentar la cafetería durante una larga temporada. 

En una ocasión, bastante tiempo después y tras una sesión de yoga, precisé de los cuidados de un fisioterapeuta. 
Una amiga me recomendó a una chica que trabajaba cerca de la Plaza de Alicante y allí fui a tres sesiones. 
Cabe destacar que nunca había pisado dicha plaza y que tuve que buscarla en un navegador para saber de su existencia y el modo de acceder a ella.
Uno de los días que me tocaba sesión, me senté en un banco a leer un libro porque había llegado demasiado pronto. Noté que alguien salía del portal colindante. 
Cuando levanté la vista y te vi salir con una mujer rubia detrás, me quedé notablemente impactada. 

Llevaba muchísimo tiempo sin pensar en ti y me había prometido a mí misma no alimentar esa fantasía que, a fin de cuentas, no me había conducido a ninguna parte. 
A pesar de que en Lugo es bastante fácil encontrarse con otras personas, el hecho de que aparecieses justo cuando tenía el convencimiento de que no volvería a cruzarme contigo y en el portal contiguo a un banco que jamás había usado ni volví a usar, me pareció enormemente sincrónico. 
La danza de la realidad con su extraña alquimia operaba para mi
 mayúscula sorpresa. 
Sabía dónde vivías casi a ciencia cierta sin pretenderlo.

Soy una mujer que piensa que las cosas no suceden porque sí y que cada acto tiene su consecuencia necesaria. Como una diminuta piedra que, lanzada sobre la superficie de un lago, produce ondas silenciosas que alteran el orden de la naturaleza. 
La vida volvía a situarte en mi camino.

Creo que aquella tarde ni me miraste. Rápidamente giré la cara y fingí sumergirme en la lectura, aunque mi mente estaba ya en otra parte. 

Mi parte racional no quería atribuirle ningún significado trascendental al hecho de toparme contigo en un lugar desconocido e infrecuente para mí y que justo allí se ubicase tu casa, pero mis emociones generaban respuestas contrarias con pasmosa ligereza.

Con el tiempo y la ausencia de nuevas casualidades, esas emociones volvieron a templarse. Pero nunca se enfriaron del todo. 

Cuando parecía que al fin podía extinguirse aquella pasión platónica carente de fundamento que consumía mi pecho, volvías a aparecer.

Te vi varias veces en la biblioteca. 
Mis facciones parecían resultarte familiares, pues siempre me observabas unos segundos con denodada atención.
Intenté evitar incluso acudir allí, pero la biblioteca constituía una parada obligatoria por cuestiones profesionales. 
En otra ocasión te vi desde mi coche al salir de una sesión de acupuntura a una hora muy temprana. 

Quizás sin darte tú cuenta, esos meses estuvieron sembrados de tímidos encuentros y de múltiples casualidades en las que sólo yo parecía reparar.

El día que decidí volver a República, la cafetería estaba cerrada y el interior devastado. Incluso habían arrancado la barra. 

De pronto sentí tristeza. 
Aquello era el final de algo. El final de una esperanza tal vez fútil alimentada por el tiempo y la soledad.
Conocí a otra persona y nos vinculamos emocionalmente. No fue una relación grata. Tenía la constante sensación de no estar siendo bien tratada y me reprochaba a mí misma el hecho de permitirlo. 
La ruptura se produjo en Mayo de este año, dejando la subsiguiente retahíla de interrogantes y de asuntos íntimos que revisar que suelen dejar las despedidas abruptas. Aunque sean del todo necesarias. 

Pasadas unas semanas volví a verte desde el coche. Salías de la biblioteca. 
Me pareció sintomático encontrarte de nuevo después de tantos meses y justo cuando acababa de dar término a una relación sentimental. 

Verte me produjo cierta ilusión. 
Suavemente despertó un recuerdo que yacía latente dentro de mí y que pugnaba por florecer de nuevo. Aceleraste, sin ser consciente de ello, mi recuperación de las posibles secuelas que hubiesen quedado de mi último compañero.

Sin saberlo, has sido generoso en muchas ocasiones conmigo. Me has regalado ilusiones y fantasía. Me has hecho más valiente y capaz de afrontar las cosas. Silenciosamente has desatado una sutil transformación en mí que era precisa en ese momento concreto. El mero hecho de saber que existe diversidad, de que hay seres que proyectan una energía peculiar y profundamente nutritiva…infunde esperanza y coraje.
Y si hubiera atesorado todos esos magníficos presentes que otorgan las personas estimulantes y emprendedoras y los hubiese integrado poniéndole un punto y final a esta historia, probablemente podría presumir de haber aprovechado el tiempo que viví en una nube y de ser un poco más sabia. 
Pero soy humana. Y particularmente impulsiva y apasionada. 
Es por ello que no me contenté con mi experiencia individual, sino que quise conocerte y hablar contigo.

El único modo que se nos ocurrió a una amiga y a mí en unos días en los que obviamente no estábamos nada inspiradas y dado que me sentía incapaz de abordarte aunque me encontrase contigo, fue el de que ella dejase un libro con mi correo electrónico en tu portal a la espera de que lo encontrases y me escribieses. 
Una soberana tontería más propia de dos adolescentes que de dos mujeres que rondan la treintena. 
Soy muy infantil por haberlo permitido y me siento arrepentida y descontenta conmigo misma. 
Te pido mil disculpas por nuestra estupidez supina.

También me dijo los apellidos de los que, dedujo, serían tus padres y tu nombre se lo había escuchado a gente que se dirigía a ti en República. 
Así que, con tu nombre y apellidos en mente fue fácil localizar tu blog y a partir de ahí tu teléfono, correo electrónico y demás datos antes ignorados. 

Lo que descubrí en la red no hizo sino reforzar el buen concepto que tenía de ti. 
Me entusiasmó ratificar mis impresiones.
Eras tan culto como había imaginado, tenías inquietudes intelectuales, eras tenaz y reivindicativo, activo, mostrabas sensibilidad, ímpetu, decisión y voluntad. 
Fue agradable leerte y sentir que, efectivamente, no eras un sujeto al uso. 
Mi intuición no había fallado. Eras una de esas personas que hacen posible lo que los demás se limitan a imaginar. Un precursor que huye de una sociedad narcotizada y que se esfuerza por mantener alerta su nivel de consciencia. Y un firme defensor de la igualdad en todos los sentidos.
Ese era quid. Esa era la energía. Eso era lo esencial.

Y fue así como, sin sopesar ni lo absurdo de lo que estaba escribiendo y presa de un estado de atolondramiento importante, te mandé unos whatsapps tontos a horas intempestivas que provocaron tu incredulidad y un bloqueo casi instantáneo. 
Porque imagino que fuiste tú el que me bloqueó. 

Luego me quedé pensando y me pareció completamente lógica tu reacción y completamente absurda mi forma de proceder. Estuve francamente atormentada y contrariada por lo sucedido. 

Pasaron unas horas. Empecé a pensar de un modo más productivo y comprendí que, en realidad, no sabía prácticamente nada de ti. 

Para empezar, igual que yo la tuve en ese tiempo, podías tener una pareja y no sentirte cómodo por el repentino abordaje de una desconocida. Pensé incluso que podías tener hijos. O cualquier otra coyuntura de índole personal.

Mi acto me pareció a la postre muy irrespetuoso. 
Me puse en tu lugar y a mí no me gustaría recibir mensajes de alguien que no conozco contándome historias sin pies ni cabeza sobre libros desaparecidos. 
Haría exactamente lo mismo que tú hiciste. 
Se trata de una intromisión no autorizada, de una invasión y de una falta de respeto flagrante. Aunque no malintencionada. 

Lo lamento muchísimo, Fernando. 

Te garantizo que mis emociones me dictaban algo mucho más genuino y puro que lo que esos mensajes dejaban traslucir. Pero no supe gestionarlas adecuadamente y expresarlas con la debida coherencia y respeto que merece cualquier ser humano. 

De ahí que la tan ansiada comunicación contigo no haya sido posible. 

¿Qué más puedo decirte?

Me sigue apeteciendo conocerte porque continúas pareciéndome  alguien con una personalidad diferente y enriquecedora. Por descontado  que no se repetirá la incursión de mi amiga en tu portal y que no sucumbiré a ninguna estratagema de ese corte. Lo contrario sería contumaz e inviable.

Sobre mí diría, grosso modo, que no me considero una mujer guapa ni llamativa físicamente. Me muevo en el sector literario y colaboro con una ONG. Me agrada leer, el cine, el arte, la música, viajar, la naturaleza, los animales, conversar, la superación personal, rodearme de gente buena, etc. 
Siempre necesito aprender cosas nuevas, sino me marchito. 
Ahora estoy ilusionada con empezar un curso de musicoterapia. 

Creo que soy un ser sensible e intelectual a partes iguales. 

Pero mejor no describirme, ya que no se me da nada bien.

Maigret sits it out deduzco que continúa en tu edificio. No tengo idea de su paradero.
Sólo es un objeto material. 
El único valor que puede tener es sentimental, ya que lo rescató mi amiga Anita de Portobello Street y me lo trajo.
En cualquier caso, supongo que tienes mi teléfono.
Yo tengo dos móviles asociados a ti: 618032653 y 616572614.
Igual ni siquiera son tuyos y te estás enterando ahora mismo de todo lo sucedido. 
Si encontrases algún día el libro, desbloquéame y mándame un whatsapp o escríbeme un correo. Así no gastamos.
Si lo deseas, si no tampoco pasa nada. Lo comprendo perfectamente.
Incluso si no te apetece dármelo en persona, podemos acordar una cafetería entre los dos y voy a recogerlo allí.
Lo que no deseo es que te sientas incómodo por mis torpezas.

Desconozco tus circunstancias personales, pero reitero mis disculpas y te ofrezco una proposición firme de paz con la esperanza de que tengas a bien aceptarla.
De corazón, me gustaría ser tu amiga.
Cariño ....por favor.....mi niña....tratame con un poquito de cuidado....con extrema delicadeza....con bocados  de sensibilidad.......esa que un dia vi.....esa que te hace unica.....especial.....disitinta...que sabes hacerlo...porque ya no puedo....mas .....la hipersensibilidad....me ha impregnado el alma ...y ya no puedo sufrir mas ....porque me estoy rompiendo poco a poco, me desgarro , cada dia , se me va un trozo mas de mi esencia...ya no tengo defensas preciosa......me he cansado de pelear....tratame con amor......sino solo quedaran de mi pedazitos tan pequeños....que ya nadie sabra recomponer El PUZZLE imposible, de mi sentir .....estoy sufriendo mas alla de lo material,lo fisico,lo psiquico o lo emocional, un sufrimiento cosmico, en el que los neutrinos no solo no me atraviesan, sino que se pegan.......la ecuacion imposible se da en mi....yo sufro cuanticamente....es superlativo.......

Y YO NO PIENSO.......YO SOLO SIENTO........!!       sin barreras a pelo........sin defensas...

por eso cariño....mi amor.......ten cuidado conmigo....y amame o dejame .....pero ten delicadeza.....porque el helio......que ves es fitcio....solo con tu aliento.......explotare........

He escuchado tu cancion....y es preciosa......me la podrias traducir......me grabaras ese cd......

No por fabor no vuelves a cuestionarme .....y se valiente, se original, se unica lo que eres.....

Fernando Real.........Republica 49 ..................

Date: Mon, 22 Jul 2013 02:35:22 +0430
Subject: MÁS
From: maicateijeiro@gmail.com
To: fernanreal@hotmail.com

Estoy confusa y enfadada.

Voy a escribir sin pararme a considerar cuestiones estilísticas y refrenando la necesidad de embellecer siempre el texto. 

Voy a escribir con las entrañas. 

Prepárate para conocer a una Carmen convulsa, maniática, visceral, absorbente, obsesiva, celosa, crítica, posesiva e insuf
Aunque no logra alcanzar el nivel de genialidad con que Terrence Malick admiró en El Árbol de la Vida, To the Wonder vuelve a ser un regalo para los amantes del cine y de todo lo que éste lleva implícito.
Es cierto que mucho de lo que vemos en el último trabajo del estadounidense nos suena y se nos parece a lo anterior, pero precisamente a causa de esto podemos hablar de un fenómeno cada vez más inusual: el sello propio conjugado con la autenticidad.
Notable ejercicio de aproximación emocional al arte de hilar secuencias, To the Wonder nos mece suavemente en un recorrido acostumbrado por las pasiones humanas. 
Hermosa fotografía condensada en potentes imágenes que penetran en nuestra retina y tratan de hacernos comprender el origen, desarrollo y ocaso de lo único que supuestamente nos mantiene vivos: el amor.
De amor y desamor, de esperas largas y silencios, de promesas nuevas y rotas esperanzas, la traición y el riesgo de sentir demasiado, el despecho cruel. 
Y una lágrima que se escapa ante quien comprende que lo que anhela se pierde entre sus dedos, como finísima e incontenible arena que se marcha con el viento. 
También observamos la soledad de los que creen y han hecho del creer el sentido de sus vidas en la figura de un Javier Bardem meditabundo. La seguridad de la impermanencia que desbarata toda ilusión naciente, como si lo bello y lo bueno no pudiesen también ser eternos.
Asistimos sobrecogidos a la concatenación de caricias en una pantalla, de palabras que todos sabemos pronunciar y son momentos importantes cuando nos decidimos hacerlo. 
El espectador puede recordar el día en que sintió el cuerpo del ser que amó aproximarse al suyo y cómo cada célula que lo conformaba se estremecía en el tacto con el otro. 

Cuando miraste otro rostro y supiste que la soledad había terminado, que ya no habría más naufragio ni más miedo porque en sus ojos se hallaba el último de tus puertos. Si reconoces esa tierna sensación de confiar tu alma y tu desnudez a otro que empieza a ser casi tú, de asir su mano en busca de sostén y protección, de ser todo lo valiente que puedes ser porque el mundo recobra su sentido si esa persona se encuentra cerca y sabes que no existe el desamparo.
El tiempo breve de la exaltación que se comparte reflejado en la potente metáfora del carrusel que gira, que viene y va. Que sube y que baja. 
Como una marea que se aproxima y humedece tu cuerpo para después envolverse en sí misma de nuevo. 
Así es el amor. 
Imposible, mutante, etéreo, escurridizo, generoso, loco, magnético, bipolar, delicioso, envolvente, irrepetible, desconocido, ardiente, doloroso, dulce, melancólico, imponderable.

La historia de amor entre los personajes interpretados por Ben Affleck y Olga Kurylenko es el eje central de la película. 
Una historia de amor que se inflama y se agota, con sus idas y venidas, despedidas y reencuentros, mañanas tristes mirando al techo, una bola de cristal que gira sobre sí misma como un corazón que baila con su estrella hasta enmarañarse, una amiga que rompe cadenas, las cadenas que no quieres que se rompan, la tentación en el otro, la ilusión del principio y la desilusión del final. 
Sobresaliente la conclusión del personaje interpretado por Olga Kurylenko cuando ya todo hubo transcurrido, al recuperarse a sí misma y decir “gracias” a todo lo pasado y vivido. 
Parece más fuerte, crecida y experimentada. Sabe hacia dónde camina y camina decidida. Sus ropas están cubiertas de lodo, pero su sonrisa semeja más sincera que nunca.

Merece especial atención el papel de Rachel McAdams. 
Ella, vulnerable y temerosa hembra que arrastra una enorme pesadumbre y se lanza al vacío de un amor no correspondido…cuestionando ya sola en una casa que no es la de ella si todo lo que hubo no fue más que una mentira. 
Despechada, rabiosa y sollozante entre campos dorados, la mujer que pretende darse por completo se topa con el muro de la insensata realidad. Y se adormece en una especie de desconcierto, en un letargo sombrío que subsigue al esplendor de los amaneceres contemplados. 
No sabremos si volverá a confiar, si deseará de nuevo ser la esposa de alguien, si volverá a pronunciar un “te quiero” tan puro como el de entonces.
Bella y frágil. Fugaz y conmovedora. Todo en ella queda en suspense, en un interrogante incierto que no se extinguirá jamás para el que observa su caída.

To the Wonder equivale a inteligente belleza, delicadeza sublime, poética inabarcable, reconfortante sensación de que lo humano es retratable y comprensible…en danzas lentas de ligeros vestidos, colores y vuelos de audacia, la película nos consuela y estremece, nos abriga y nos desnuda, nos aproxima al sentir más puro, nos permite reflexionar con libertad y nos ofrece una certeza que confiere el sentido máximo al metraje. 
Y esa certeza es que tú, al igual que yo y que todos los demás…amarás.
Carmen TeijeirO

BLUES
*
Tú siempre quisiste ser
Bogart desapareciendo entre la niebla
sin cuentas pendientes
y con el sombrero calado hasta las cejas.
*
A mí siempre me gustaron
las mujeres sin nada mas que perder
con grandes ojeras azules
bajo enormes ojos de mirada turbia.
*
La banda sonora de nuestra vida fluía
oscura, sensual, infinitamente melancólica
como un saxofón en la noche
como la sirena de un barco que se marcha
como la voz de tomwaits retumbando
en callejones que no van
a ninguna parte.
*
No comprendimos entonces
la inmensa soledad de Bogart sin sombrero
ni que las niñas duras siempre esconden
un corazón destrozado.
*
No comprendimos que así
no sería posible encontrarnos sino tan solo
pintar la tristeza de azul
como un blues,
como las ojeras de quien siempre pierde
como la vida entera sin mirarnos
Como desvanecernos entre la niebla.
*

Ánimo Principito!!! Espero que hayas descansado mucho y bien, que disfrutes un nuevo amanecer. Relájate. Todo esto pasará. Surfea. Este día nunca volverá a repetirse. Date un capricho. Abraza a tu madre. Dile algo bonito a Elena. Trata de ver el lado bueno de las cosas cada segundo de este día ÚNICO. La ilusión volverá. La esperanza eres tú. No te marchites. Yo siento un profundo agradecimiento por ti y tu alegría es necesaria para el mundo. Te mando uno de esos largos abrazos que te colman de oxígeno y vida.
El 26/07/2013 20:49, "Fernando real vazquez" <fernanreal@hotmail.com> escribió:
Es que las vi despues de ecribirte......eres una artista total, todo terreno...vaa a hacer cosas grandiosas Carmen.......no te centres solo en la escritura........que tambien , proque todas las artes te pertenecen, todo son formas de expresion......pruebalo todo......no se si te gusta el teatro.....o el mimo, pero sireve para canalizar muchas cosas......

y repecto a lo de ayer, quien mejor que tu para escribir sobre la Agorafobia, o cualquier otra fobia, yo he escrito sobre el suicidio, y cuando estes preparada...intenta escribir sobre ello....

No solo por ti.....pir siempre te digo lo de que tenemos una responsabilidad, la de exportar nuestros co ocimentos, y asi poder ayudar de algun modo a los demas....

y tal como tu te expresas, imagina el efecto que puede causar.......a personas , que sufren lo que tu, o que estan en riesgo de sufrirlo........si tu que si lo sabes.....a ti te creeran....y les servirias de gran ayuda, puedes convertir algo tan traumatico....en algo que sirva de ayuda o alivio....a lo mejor si tu leyeras o escucharas a alguien en tu situacion hace tiempo, quizas serviria para no sentirte tan sola o incomorendida con lo que te sucedia, o con tus miedos ....piensalo Carmen escribeles a ellos , seres que no conoces pero que hay millones por todo el mundo, que les ocurren cosas similares....dales compañia, comprension...o alivio, como hiciste el dia de Calde.......

perdona que me meta...pero solo cuando estes preparada para plasmarlo y que no te duela mucho, por eso coge una libreta en blanco......un boligrafo especial.......ponla en tu mesa favorita....y pon solo

LA VIDA Y YO...

dejala hay simre en el mismo lugar, no la utileces ni la libreta ni el boligrafo para nada mas , absolutamente para nada mas , aunque este semanas, meses o años......y llegara el momento, y no sufras cuando lo veas, porque es i portante que la veas cada dia, que sea tu Ithaca, a do de quieres llegar, a co prenderte.........no hay prisa deja que llegue el momento de sentarte...no lo fuerces, no lomintenres l,egara como el amor......no se busca llega, pero solo a perosnas como tu...

Como me gusta que te guste la peli de Sylvia Plath, me gustaria verla contigo, porque posrias explicarmeb cosas que no comprendi, debido a mi ignoracia literaria.....

Y el libro de que te hable......es ;

EL TRAJE NUEVO DEL EMPERADOR o EL REY DESNUDO, y es de Hans Christian Andersen...en rwlidad es un cuento.....y el de la camisa que te conte tan mal.....creo que te tambien....

Enviame un mensaje si quieres hablar, proque no quiero molestar si estas con tu comoañero de piso, y si vas al otro pues llamame en 15 minutos estoy en casa....

gracais por las fotos que maravila......

Te quiero Mucho , pero mucho mucho....no sabes pero te lo dire un dia , lo que me has ayudado...es al reves , me has ayudafo en algo que no se puede pagar, en alegria de vivir , de sonreir, de enegia vita....te debo mucho Carmen.....

Es cierto que la fiebre no ayuda a templar mi discurso, pero ayer tocaste mi sensibilidad con la yema de los dedos y eso me convierte en finísimo cristal a punto de romperse en mil pedazos.
Nunca volverá a conjugarse la misma luna, el mismo cielo cautivador convertido en una fugaz nebulosa que mis ojos contemplaban mientras me contabas las cosas más hermosas del mundo. 
Durante un par de minutos me sentí abrumada, extasiada. 
Xibalba moribunda y un coro de luciérnagas alumbraban mi noche mientras tú entrabas en mí y me enamorabas de nuevo con una determinación indomable.   

MÁS. 
Repito en voz baja, como si estuviera sopesando la palabra. Una palabra corta y sencilla, pero demasiado cargada de promesas.

Supongo que mi ira nace de una suma de circunstancias y que, al descubrirla, desplegarás tu natural instinto de supervivencia y te retirarás. 
De forma áspera o discreta, un sexto sentido te conminará a huir y me quedaré huérfana otra vez al borde de un vacío insondable que detesto con toda mi alma.

El detonante de mi estado ha sido leer que te da igual que te ponga los cuernos.
Tú sabes lo que es el Amor. 
No me refiero a otro tipo de relaciones más o menos satisfactorias que aparecen en el transcurso de nuestras vidas sin pena ni gloria. No me refiero a sexo ni a flirteo. 

Hablo de Vida. De lo que crea la Vida.
Estoy hablando de sentimientos sublimes e indescriptibles que has filtrado en mi subconsiente, en mi consciente y en mi supraconsciente desde que diste rienda suelta a una serie de pasiones supuestamente irrefrenables. 
Sentimientos que han ido penetrando gota a gota en mi alma conmoviéndome, provocándome escalofríos, enfermándome, descontrolando mi rutina, alterando el desorden ordenado de mis sueños, apasionándome hasta el desespero y la angustia intolerable. 
El límite del deseo. 

¿Cómo es posible que le dediques tantísima efusividad y ternura a una mujer y que después no te importe imaginarla en brazos de otro? 

¿Acaso no sabes defender lo tuyo?

La conclusión lógica es que no soy esa joya que describes. Si fuera un tesoro, me abrazarías sin medida y no permitirías que nadie posase su mirada en mí.

Si ver a otro mirándome con ambición, jugando con mi pelo, comiéndome a besos, recorriendo todo mi cuerpo con su boca, haciendo que me estremezca, tocándome, acariciándome, haciéndome disfrutar y estallar de placer, entrelazando nuestras manos, apretándome contra su pecho, mordiéndome, calentándome, lamiéndome y hechizándome hasta fatigarme...si ver o imaginar esto no te enajena...tú no sientes Amor.

Sientes algo similar a lo que te pudo provocar la cantante hace tres meses o cualquier otra chica siempre más joven y lozana que haya pasado por tus brazos momentáneamente. 
Y tu ausencia de motivación induce en mí una descarga extrema de celos retrospectivos hacia todas esas chicas y una frustración indecible. 

No puedo rejuvenecer. 
Mi estilo no se parece en nada al de Lisbeth Salander. Puede que mi personalidad sí, pero no mi forma de vestir.
Casi nunca me maquillo. Nunca uso perfume porque me provoca un dolor de cabeza instantáneo. 
También mi olfato es extra sensible.

Me acerco a la treintena. Perdí voluptuosidad y vigor. Perdí exuberancia. 
Hace cinco años era un bombón. 
Fui una Lolita...comestible, deliciosa, juguetona, provocadora y una experta ingenua.
Pero ya no lo soy.
He sufrido y mi rostro lo refleja. En mis ojos ya habita cierto cansancio y tristeza. 

Soy sencilla en mi forma de vestir porque no me gusta disfrazarme. Quiero ser natural. 
Mi personalidad ya es suficientemente excéntrica, ya reviste de sobrado color cualquier cosa que brote de mí.
El envoltorio es común e imperfecto, como el de la mayoría de seres que pueblan este planeta.
 
Esto no quiere decir en ningún sentido que ya no me sienta deseada. 
Al contrario. He descubierto que el atractivo es inmensamente más magnético para los hombres que el hecho de ser guapa.
El atractivo es imborrable y persistente.

Salvo para ti...que demandas cuerpos firmes y curvas adolescentes, rasgos aniñados y rubores artificiales.

¿Existe algo más bello que provocar ese rubor de forma natural en el rostro de una mujer?

Eso sí es meritorio.

Lo demás son pantomimas, estéticas inanes que nunca colmarán la dicha ni de los que las portan. 

Fernando, tú, con todas tus salvajes experiencias...me arrastras a la frontera del delirio, destrozas toda resistencia y te quedas a vivir en mí de forma eterna. 
Y mientras tú eres productivo y vuelcas tus energías en proyectos y personas y sueños e invenciones...yo me consumo estática sin conseguir pensar en otra cosa que no seas tú, sin oír más que tu voz, sin poder escribir más que sobre o para ti. Descuido mis responsabilidades, ignoro a mis amigos, miro constantemente le teléfono o compruebo el correo, me congelo en noches estivales, sonrío o me enfado sin motivo, nunca ceso de imaginarte. Incapaz de leer, de dormir, de comer, de concentrarme... 
Abducida. Absurda. Loca. Enamorada.

Y juegas a decir o no decir un "te quiero", cuando serías capaz de compartirme con cualquiera sin inmutarte.

¿No ves que toda mi vida en este momento gira ahora en torno a la veracidad de tus promesas? ¿No ves que llevo tres años amándote en silencio?

Nunca me digas que me quieres, porque será una falacia y yo moriré por dentro. Y tal vez por fuera. 
Aunque apenas existe diferencia entre ambas muertes.

¿Escuchaste Trembling Hands? ¿Te atrajo Nieves? ¿Cuántas mujeres han escuchado las mismas palabras que yo? ¿Pretendes camelarme tal y como me advierte mi madre? ¿Con quién has pasado esta preciosa tarde de domingo? ¿Quién más te fascina? ¿Por qué tardas tanto en contestarme cuando yo vivo pendiente de recibir posibles noticias tuyas? ¿Quieres esa pulsera y ese cd como trofeos con los que impresionar a futuras conquistas o existe alguna verdad en esto?

Porque yo sé que te llamé y escribí un mensaje hace un par de horas y todavía no obtuve respuesta. Esto implica que no llevas el móvil contigo o que lo ignoras, aunque sea un posible método de contacto conmigo. Y eso se traduciría en el más dramático de los supuestos en que tus acciones contradicen a tus promesas.

¿Por qué me obsesionas y yo a ti no?

Me ofende. Me enoja. Me exaspera que no te importe que duerma en brazos de otro u otra y que puedan conquistarme o rozar mi interior como tú lo has hecho.

Y odio a todas las mujeres que has querido, que has deseado, que has besado, que has abrazado, en las que has pensado, que te han inspirado, que has hecho el amor o que te has follado.
  
Necesito desintoxicarme porque, después de tres años, yo SÍ siento Amor.
Si esto iba a ser una historia, que sea interminable. Que nazca Tiziana Real. Que la fusión se produzca. Aire y Tierra. Que el Arte se deifique en una vida común.

El otro día escuché en una película: "La luna es una chica y el sol es un chico. Siempre están buscándose y tratando torpemente de encontrarse."

Imagino tu cara de espanto en este momento. 
Puede ser similar a la mía el otro día tras recibir aquella ardiente declaración por tu parte. La febrícula obra maravillas en terreno fértil. 


Hola, corazón.

No estoy enfurruñada, sino algo más ajetreada que de costumbre. 
Y no es porque tenga que atender la supuesta granja que me has asignado, sino por otros asuntos. 
Aunque sí voy vestida como una granjera hoy: camisa roja de cuadros legado de mi hermano, vaqueros gastados y el pelo recogido con una cinta roja. 
Muy campechana.

¡Sorprendente! Sí eres pelirrojo... ¿Por qué tendría la pertinaz idea de que eras rubio? 

Resultas atractivo y lo sabes.

De salud estoy mucho mejor. Ya no tengo fiebre.
Fue un pequeño lapsus inmunológico fruto de causas diversas.
Además, esta noche dormí especialmente bien.

Por cierto, me encantó desayunar conociendo la vida de Marie Bashkirtseff. Todo un hallazgo.

Bueno, espero que estés avanzando en tu trabajo y que lo lleves con calma.

En este momento me apetece muchísimo comer chocolate negro. 
Dicen que es un sustituto del sexo y que liberamos las mismas hormonas al consumirlo que al hacer el amor. Será por eso...

http://www.youtube.com/watch?v=3_OuHqdRhJE

¡Un millón de besos para mi amor!
El 22 de julio de 2013 18:46, Fernando real vazquez <fernanreal@hotmail.com> escribió:
Escribeme tontita......o es que tienes 5 años,
y llamame o hazme señales de humo......

No seas cria ...,,ni vengativa,

Besitos , estas mejor de la gripe
ANA:
“Como te podrás imaginar, aquí vivimos diciendo y repitiendo con desesperación “para qué”ay!para qué diablos sirve la guerra, por qué los hombres no pueden vivir pacíficamente...
La pregunta es comprensible, pero hasta el momento nadie ha sabido formular una respuesta satisfactoria.
Yo no creo que la guerra sea solo cosa de grandes hombres, gobernantes y capitalistas.!nada de eso¡ al hombre pequeño también le gusta, si no, los pueblos ya se habrían levantado contra ella.Es que hay en el hombre un afán de destruir, un afán de matar, de asesinar y ser una fiera, mientras toda la humanidad, sin excepción,no haya sufrido una metamorfosis, la guerra seguirá haciendo estragos, para luego volver a empezar..
Muchas veces he estado decaída, pero nunca he desesperado, este periodo de estar escondidos parece una aventura romántica, peligrosa, interesante.En mi diario considero cada una de nuestras privaciones como una diversión¿acaso no me había propuesto llevar una vida distitnta dde las otras chicas, de las amas de casa?este es un buen comienzo de esta vida interesante y por eso, solo por eso, me da la risa en los momentos mas peligrosos por lo comico de la situacion.
Soy joven y aun poseo muchas cualidades ocultas, vivo esa gran aventura y aun estoy en medio de ella y no puedo pasarme el dia quejándome de que no tengo con qué divertirme,Muchas cosas me han sido dadas al nacer, un carácter feliz, mucha alegría y fuerza.cada dia me siento crecer por dentro, como se acerca la liberacion, lo bella que es la naturaleza, quienes me rodean, lo interesante y divertida que es esta aventura¿por qué habrían de desesperar?
Tu Ana M.Frank
Más de una vez, una de las preguntas que no me deja en paz por dentro es por qué en el pasado y a menudo aun ahora, los pueblos conceden a la mujer un lugar tan inferior al q ocupa el hombre.Quiero conocer la causa de semejante injusticia.
Es de suponer que el hombre, dada su mayor fueza fisica, ha dominado a la mujer desde el principio, el hombre, q tiene ingresos, el hombre, q procrea, al q todo esta permitido...ha sido una gran equivocacion por parte de tantas mujeres tolerar, hasta hace poco tiempo, q todo siguiea asi sin mas.Por suerte, la enseñanza, el trabajo, y el desarrollo le han abierto un poco los ojos a la mujer.en muchos paises las mujeres han obtenido la igualdad de derechos, mucha gente, sobre todo mujeres, pero tamibén hombres, ven ahora lo mal que ha estado dividido el mundo durante tanto tiempo, y las mujeres modernas exigen su derecho a la independencia total.
Pero no se trata solo de eso, tambien hay que conseguir la valoracion de la mujer.En todos los continentes el hombre goza de una alta estima generalizada.¿por qué la mujer no habria de compartir esa estima antes que nada?a los soldados y heroes de guerra se les honra y rinde homenaje, a los descubridores se les concede fama eterna, se venera  alos martires, pero qué parte de la humanidad en su conjunto tambien considera soldados a las mujeres?
En el libro Combatientes para toda la vida, pone algo que me ha conmovido bastante y es algo asi como que por lo general las mujeres, tan solo  por el hecho de tener hijos, padecen mas dolores, enfermaedades y desgracias que cualquierer heroe de guerra.La echan en un ricon si ha quedado mutilada por el parto , sus hijos al poco tiempo ya no son suyos, y su belleza se ha perdido.Las mjueres son soldados mucho mas valientes y heroicos que combaten y padecen dolores para preservan a la humanidad , mucho mas que tantos libertadores con todas sus bonitas historias.
Con esto no quiero decir en absolluto qe las mujeres tendrian que negarse a tener hijos, al contrario asi lo queiere la naturaleza y asi ha de ser.a los unicos que condeno es a los hombres y a todo el orden mundial, q nunca quieren darse cuenta del importante, dificil y a veces tambien bello papel desempeñado por la mujer en la socedad.
Paul de Kruif, el autor del libro mencionado, cuenta con toda mi aprobacion cuando dice que los hombres tienen que aprender que en las partes del mundo llamadas civilizadas, un parto ha dejado de ser algo natural y corriente.Los hombres lo tienen fácil, nunca han tenido que soportar los pesares de una mujer, ni tendran que soportarlos nunca.
Creo que todo el concepto de que el tener hijos constituye un deber de la mujer, cambiará a lao largo del proximo siglo, dando lugar a la estima y a la admiración por quien se lleva esa carga al hombro, sin rezongar y sin pronunciar grandes palabras.
Ana M Frank

LO QUE HAY QUE DECIR DE LA CRISIS
La crisis es de una gravedad absoluta y esta arrastrando a la mayhoría a una situación de incertidumbre.Aquel mundo que parecia luminoso y lleno de apetitosas promesas muestra ahora su verdadera cara:rapaz, ciego, capaz solamente de sembrar muerte y desesperacion.Muchos d enosotros nos dimos cuenta de la locura de la situacion pero al no tener poder poco podiamos hacer,debería haber habido mayor conciencia en las altas esfereas economicas y en las instituciones politicas.pero la conciencia siempre un sentimiento incómodo porque obliga a mirar la realidad sin el filtro de la mentira.
Antes que economica es una crisisi antropologica, delhombre, que al apuntar su arma hacia si mismo yerra su objetivo.a partir de los años del boom economico con ritmos cada vez mas apremiantes, un dictado primordial y prepotente se ha impuesto en el mundo occidental:tener es mas importante que ser.Se debe respetar el acceso a los bienes asi como ha de ser respetado y alentado el deseo de cada uno de nosotros de mejorar, a base esfuerzo, nuestra sitación y la de nuestros hijos.
Pero la posibilidad de tener es una necesidad delhombre, no el fundamento de sus exostencia.en el momento en que se vuelve una codicia que todo lo abarca y que para cumplirse, toma atajos de dudasa etica, la catastrofe esta cerca.De repente las cosas ya no esan a nnnuestro servicio sino que somos noostros os que estamos al sericiio de las cosas y las cosas al ser solo materia s convierten pronto en idolos y com todos los idolo no conocen nada mas que una ley, la de la insaciabilidad.siempre nos piden mas para darnos siempre menos aunque no seamos conscientes, nos volvemos tristes siervos, cada vez mas insastifechos sumidos en una inmensa soledad.
Y esto es así porque en el mundo en el que el tner domina al ser, las relaciones humanas estasn reduciadas a un nivel de utilidad.usamos a las personas para lograr nuestros porppositos, no sosn mas que peldaños que pisamos para llegar mas alto.el fin justifica los medios es el lema triunfante de los ultimos años.ahora que la crisis ha barrido esta sarta de mentiras es el montendo de mirarse a la cara y de veras preguntarse¿quien es el ser humano?¿una cosa mas entre las cosas o una criatura misteriosa que se hace preguntas, en consta?¿qué mundo queremos dejar a nuestros nietos,  hijos?¿el mundo de la codicia o el de la compasion, el amor y la fraternidad?
PD:La complejidad de nuestra naturaleza se ha visto reducida a unica dimension, la del consumo hedonista y su sed tiránica.¿pero de verdad es este el mundo que queremos dejar a nuestros hijos?la crisis ha puesto de manifiesto el gran engaño.No es cierto que el tener sea más importante que el ser.

No necesitamos drogas para sentir.

                                                           HERE LIES DU VALL
                             READER, IF MALE THOU ART,
                             LOOK TO THY PURSE;
                             IF FEMALE, TO THE HEART.


Te incubó el odio, naciste de la nada y tu infancia se desarrollaría entre maltratadores, pederastas situados en diferentes ámbitos . Todos estos forjarían en tus adentros un gran mounstro que destruiría a madre e hijos, impunemente en los juzgados.
 
 En tu pubertad serías apoyado por profesionales y maltratadores con complejo de inferioridad y grandes taras en su infancia. Todos ellos verían la película de Marco buscando a mama, Bambi pasando el más duro invierno  intentando en contra una explicación del  porqué no estaba su mama o Cesar liderando a los simios contra los hombres porque uno de ellos mataría a su madre. De aquí sacarían el gran patrón para acometer su venganza y serías apoyado por el nombre de PAPA.
 
A lo largo de tu madurez serías utilizado una y otra vez por el propio círculo con nombre de diferentes  Síndromes ideologías enfermizas..... Protagonizarías lágrimas, gritos de auxilio, intentos de suicidio, depresiones, agresividad, desesperanza,…en la infancia . Someterías a madres a eternas sumisiones a manos de sus maltratadores por el temor a que aparecieras. Todo esto sería algo que nunca entenderías ni nadie te ayudaría a entender  ya que fuiste creado para destruir.
 
Tras tu vejez,  siendo un ser respetado y temido saliste a dar tu paseo matinal en silencio como cada día. Las calles estaban vacías y una niña con voz temblorosa, mirada triste, piel grisácea  se acercaría a ti preguntándote que significaba:
 MAMÁ LA VENGANZA DE "TU" MALTRATADOR 

"Si no vivo lo suficiente para ser ilustre, este diario interesará a los naturalistas; siempre es curiosa la vida de una mujer, día por día, sin afectación, como si nadie en el mundo debiera jamás leerla y al mismo tiempo con la intención de ser leída; estoy segura de que me encontrarán simpática... y digo todo. Si no, ¿para qué? Por lo demás, verán bien que digo todo...". 
"¡Si supiéramos lo que hay más allá!... pero no lo sabemos; por otra parte esta curiosidad es lo que me hace la muerte menos espantosa..." 
"No digo nada de los campos porque Bastien-Lepage reina en ellos como soberano; pero la calle, en cambio, no ha tenido todavía su... Bastien".
"¿Qué se gana con llorar? Nada bueno harán las lágrimas. Ser desdichada es mi destino; esto y ser artista famosa". 
 "Me muero, es lógico, pero es horrible. ¡Hay tantas cosas interesantes en la vida!". 
... "al llegar a cierto punto, el alma se eleva por encima de todo; juzga insignificantes los sufrimientos previos y sigue en pos de su destino, con la frente erguida, como los mártires de la antigüedad". 
"Hay momentos en que uno renunciaría a todos los placeres intelectuales del mundo, a la gloria y al arte mismo, para vivir en Italia una vida de sol, música y amor". 
"Hay una cosa verdaderamente hermosa: es la desaparición absoluta de la mujer delante de la superioridad del hombre amado; debe ser el goce más grande de amor propio que puede experimentar una mujer superior". 
"Me es imposible salir pero el pobre Bastien-Lepage lo hace; se ha hecho traer hasta aquí, se instala en un sillón con las piernas extendidas sobre los almohadones; yo, muy cerca, en otro sillón y así hasta las seis. Estoy vestida con un conjunto de encaje y terciopelo, todo blanco, pero diferentes tonos de blanco; las pupilas de Bastien se dilatan de placer. -¡Oh, si pudiese pintar!-, dice... ¡Y yo!".
"El mar estaba inenarrablemente bello esta noche: antes de ir a escuchar a la Patti fui a oír la música de las olas. Había llovido y el aire estaba deliciosamente fresco y agradable. ¡Qué alivio para los ojos dejarlos descansar sobre el azul profundo de los cielos y del mar, por la noche!" …posando nuestra mirada, ora en el diáfano azabache de la noche, ora en el terciopelo de sus ojos grises, vamos caminando sobre los mojados baldosones de una rambla mientras, con vehemencia, el timbre evanescente de su voz nos revela que... "el arte, aún entre los seres más humildes, eleva el alma y hace que se tenga algo más que aquellos que no pertenecen a la sublime cofradía". 
"Estoy en una edad en la que se encuentra placer hasta en morir. Me parece que nadie ama todo tanto como yo: artes, música, pintura, libros, sociedad, vestidos, lujo, ruido, calma, tristeza, melancolía, farsa, amor, ruido, sol; todas las estaciones, todos los estados atmosféricos, las
 tranquilas llanuras de Rusia y las montañas que rodean a Nápoles; la nieve en invierno, las lluvias en otoño, la primavera y sus locuras, los tranquilos días de verano y las bellas noches con estrellas que brillan..., admiro y amo todo. Todo se presenta para mí bajo aspectos interesantes o sublimes; quisiera ver todo. abarcarlo todo, fundirme con todo y morir; y, ya que es necesario, morir dentro de dos o de treinta años, morir en éxtasis para experimentar ese último misterio, ese fin de todo... o ese comienzo divino". 
TURN ON, TURN IN
MY WORK IS INSPIRED BY THE CONSTANT WAY OF NOSTALGIA AND MELANCHOLY THAT HAS BEEN TRAVELLING AND TRAVELLING THROUGH THE YOUNGEST GENERATION'S MINDS, WITH THE HOPE TO MAKE A CHANGE IN THE WORLD AND MAKE THE CURRENT BETTER ONE TO LIVE ON TROUGH THE ARTS I WANT TO TRANSMIT THIS EMOTION THROUGH...
¿CÓMO QUIERES QUE NO HABLE DE MI SI SÓLO HABLO CONMIGO?


Quiero hacer contigo todo lo que la poesía aún no ha escrito.
'Sigo sin entender qué has visto en mi, pero sea lo que sea, no dejes de mirarme así. Porque tiemblo, sé que eres tú porque tiemblo, porque me imaginé besándote seis veces antes de besarte, antes de si quiera conocerte.. y porque no te imaginas cuánto llegué a temer a tus labios entonces. Sé que eres tú porque existes, porque lates y me paras el corazón y lo manejas a tu antojo cuando duermes sobre mi pecho. Sé que eres tú porque desde que tú, mi único miedo son tus miedos. Pensar en tus dudas me tambalea la vida. Porque yo te hice esperar 45 minutos, pero tú me has tenido buscándote una vida entera. Y es que qué es la vida sino perderla en tu espalda para luego girarte y volverla a encontrar (encontrarte). Te aseguro que intenté no desear besarte, intenté no querer vivir en ese lunar que se ha convertido en el centro de mi universo, pero el viento vino y lo sacó a volar, y yo no pude sino ponerte la canción más lenta para hacerte eso que algunos, llaman.. amor. Ven y dame la mano, que saltar al vacío es llenarme las ganas de tirarme contigo, y es que has venido sacudiendo mis mañanas, llevándote por delante todo lo que miren tus ojos marrones. Sentir que me sobran cinco sentidos para sentirte, porque joder, aún no se ha inventado la manera de contemplarte así como tampoco existen palabras para describirte.'

Eres
mi lugar preferido
donde quedarme a vivir.
Publicado por mcallister en 01:45 6 escalofrios
Reacciones:  
martes, 19 de febrero de 2013
Hace mucho tiempo prometí no volver a querer nunca más. Después de eso, un día cualquiera, apareciste tú y la decisión de salir de mi habitación y conocerte, me cambio la vida. Te vi y supe que serías alguien importante. Te convertiste en esa persona que sabe sacarme sonrisas hasta cuando creía que era imposible. Te quiero, mucho. Y sé que nos esperan muchas cosas y que a veces nos va a costar. La vida no es fácil.. pero por ti merece la pena. 
Tiempo al tiempo y mientras pasa el tiempo, yo quiero que se me vaya contigo.

Te quiero por lo que eres, por lo que serás y por lo que seremos.
Publicado por mcallister en 04:10 4 escalofrios
Reacciones:  
viernes, 8 de febrero de 2013
'Verás, el amor es algo muy complejo, que no se puede resumir en una frase 
ni consumar en dos cuerpos. El amor es mucho más complejo y maravilloso que todo lo que te cuenten, que todo lo que conozcas, que todo lo que imagines. El amor no lo entenderás ni cuando lo ansíes, ni cuando lo sientas, ni cuando te lo profesen, porque el amor escapa a toda lógica y razón, se sustenta en sí mismo y se impone sin concesiones posibles. Ni las palabras más bonitas, ni los más románticos poemas te podrán acercar a su esencia hasta que no se haga en ti, hasta que no se haga parte de tu respirar, de tu caminar, hasta que sea tú y no quede más remedio en ti que aceptarlo. No intentes entender el amor, ni medirlo, porque entonces perderá toda la magia y se te negará la oportunidad que te da la vida de disfrutarlo.Entonces, me preguntarás, ¿Cómo podré reconocerle? Y yo te contestaré que no existen enseñanzas para el amor, que el amor es uno solo pero en todos distinto, y que solo cuando deje de crecer esa semilla de amor que alguien dejó en ti y se haga fuerte, le reconocerás a la primera mirada, porque entonces tus ojos serán amor.'






Publicado por mcallister en 05:36 1 escalofrios
Reacciones:  
viernes, 26 de octubre de 2012
Me dije, 'no seas otro más'.

Estuvimos a punto, amor. Pero cuando viste todo lo que conllevaba la palabra 'comprometerse' te volviste a esconder en ti mismo. Como un cachorro asustado, saliste corriendo. Y todo lo que habíamos conseguido se desvaneció en un suspiro. Como el humo de ese piti que tanto nos gusta saborear después de volar(nos). Somos unos payasos. Cada uno a su manera. Tú por ser un cobarde de mierda. Y yo por esperar(te). 
Te mueres por estar conmigo, y matarías a todo aquel que se me acerca. No lo soportas, ya me lo dijiste una vez. Pero te muerdes las ganas y me dejas escapar. ¡SERÁS IMBÉCIL! Con todo lo que me quieres y lo que te esfuerzas en ocultarlo... Si pusieras la mitad de empeño en que esto saliera bien cuántas lágrimas me hubieras ahorrado, amor. Pero aún así, no nos dejamos. Yo porque sé que tarde o temprano SEREMOS. Y tú porque no puedes evitar querer(me). Y por mucho que lo intentas no eres capaz de alejarte. 
Chico, acéptalo. Estamos destinados al abismo de querer(nos).

Publicado por mcallister en 02:41 10 escalofrios
Reacciones:  
viernes, 5 de octubre de 2012
No more drama.

'Lo suyo es el drama, sí. Qué le vamos a hacer... Le gusta más que a un tonto un lápiz, o eso dicen. Ella opina que no, pero como decía aquel, setecientos millones de chinos no pueden estar equivocados. Lo suyo es el drama, pues. El drama. Y vivir sin anestesia. No busca la aguja, pero es que la encuentra. Acaba operándose a corazón despierto. Si no lo hace ella, lo hace el tiempo. Así se curó de aquello, y de aquello otro. Pero también así, al final, consiguió olvidar cualquier suspenso, cualquier dolor, pequeño o grande, y así es como se le pasan los cabreos. Haciendo un drama, incluso cuando no lo pretende. Y no respira, suspira. No se aficiona, se flipa. Nunca discute, la lía. Cuando se asusta siempre grita. No es que le apetezca, lo ansía. Y todo esto sin darse maldita cuenta la mayoría de las veces. Insoportable, la pobrecita.'